CUTURRUMBI Y EL SECRETO DEL ARCO IRIS

CUTURRUBI Y EL SECRETO DEL ARCO IRIS

Cuturrumbi, él hijo del sol y de la luna, jefe de los Tataquies,, vivía desde niño en la gran provincia del cauca y estaba orgulloso de su gran territorio, un valle entre  dos montañas, bañado por las  aguas de varios riachuelos, de aguas claras, muy puras y  limpias, las más hermosas del camino del Quindío, como lo llamaban los  extraños seres, llegados del fin del territorio en busca de  él  dorado.

Su vida transcurría entre las montañas, los valles, los ríos y el amor de sus padres a quienes toda la comunidad respetaba y admiraba.

Su padre, mihtra, le regalo para que jugara, unos pequeños collares  de oro, que nacían y se escondían, cuando los rayos del gran padre, tocaban mágicamente, las góticas  de agua que salpicaban, la gran cascada que  caía, de las lagrimas que brotaban de los ojos de su madre, chía.

Ese pequeño regalo, en forma de arco y brillante como el oro, era la atracción de los niños, las niñas y jóvenes del gran territorio Quimbaya; su fama llego a todos los tambos de su comunidad y al gran territorio de los Tataquies, pindanaes, aguacabezas,  Orobi, Quindios, lo que hoy llamamos Quindío.

La alegría de los niños y la comunidad, era la gran tristeza de chía, la cual solo aportaba de sus ojos, el agua más limpia y transparente, con el fin de que su gente, bañaran su dolor y angustia, angustia causada por los hombres blancos invasores, que en su afán de buscar oro, destruían las aldeas, los tambos, los hogares y toda su civilización.

La aldea de los quimbayas, hermanos de sangre y los cuales habitaban en los limites con Cartago viejo, sentía dolor y rabia, porque el gran regalo, con que  todos jugaban y recargaban sus energías, era la causa de la muerte de sus hermanos, Los Tataquies los Pinaos,  los Quindios, los Pindanaes,  los Orobi y los Aguacabezas.

El hombre invasor, el gran desconocido, el buscador de oro, mataba a los mayores, los hombres, las mujeres, los niños, las niñas y las tribus hermanas, al no poder  encontrar ese  collar de oro, del que tanto hablaban y el tesoro del gran cacique mihtra.

El gran tesoro, el que buscaban los invasores blancos a cualquier precio, sin importar las vidas de las comunidades pobladoras del territorio, no era más, que esas góticas de amor de mihtra, que nacían de su gran sentimiento, al tocar las lágrimas de su  amada chía, unos pequeños collares de energía cósmica y amor, iguales al arco iris.

Rápidamente el valle se fue quedando solo y con los años CUTURRUMBI, también desapareció; pero si hoy caminamos por los riachuelos ó por las orillas del rio santo domingo ó simplemente visitamos el paso de la línea, podemos encontrar, ya debilitada por el hombre, contaminada por el invasor extranjero, aunque  hermosa como antes, la gran cascada de lagrimas de chía y en las tardes de verano, cuando mihtra recuerda  a su hijo, nace un pequeño collar de oro, que tímidamente, escondiéndose del  invasor blanco, cruel, nace, juega y muere en la base de los chorros  de SAN RAFAEL.

 

Autor: Jorge Eliecer Patiño Franco. ( junio-23-2012).

Tomado de you tube:

Salida Pedagógica:

  • Elabora el mapa y la ruta de  visita  a los chorros de san Rafael.
  • Que relación encuentras entre el cuento , el vídeo y  lo vivido en la visita a este sitio turístico del Quindio.
  • Que comunidades habitaban el Quindio.
  • Que mitos narra el autor.
  • Como se llamaban los Dioses de nuestras comunidades.
  • Quien era cuturrumbi.
  •  Que tipos  de vegetación encontramos.
  • Que tipo de  Animales encontramos.
  • Que  tipo de insectos encontramos.
  • Que  tipo de actividades económicas observamos.
  • Que tipo de contaminación observamos.
  • Como podemos cuidar  el medio ambiente y nuestra cultura.
  • Que problemas socio-económicos, ambientales presentan los chorros de san Rafael hoy.
  • Plantea 5 posibles soluciones a esta problemática.
A %d blogueros les gusta esto: